Vídeos


Mercedes-AMG A 35

​El Mercedes-AMG A 35 reinventa el concepto de deportivo compacto. Con 306 caballos y 400 Nm de par en un 2.0 litros lo convierte en uno de los 4 cilindros más potentes del mundo. Es capaz de acelerar en apenas 4,7 segundos y de alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

Mercedes-AMG C 43, 63 y 63 S Coupé

La gama del Mercedes-AMG Clase C son auténticos atletas de pura raza. La versión de entrada a la deportiva berlina media de Affalterbach es el C 43 AMG, que monta un 3.0 litros V6 con 367 caballos de potencia. A este le sigue el C 63 y, por último, el C 63 AMG S, que monta el mismo motor que el C 63 –un 4.0 litros biturbo V8 con 476 CV– que, en el caso del ‘S', la potencia llega hasta los 510 CV.

Mercedes-AMG E 43, 63 y 63 S

El Mercedes-AMG E 63 S establece nuevos estandartes en el mundo de berlinas deportivas. Es un claro ejemplo de la búsqueda permanente de Mercedes-AMG por la excelencia. Situado como tope de gama por encima del E 63 y del E 43, el Mercedes-AMG E 63 S monta un espectacular 4.0 litros V8 biturbo con 612 caballos de potencia, capaces de catapultar las casi dos toneladas del E 63 AMG S de 0 a 100 en apenas 3.4 segundos.

Mercedes-AMG GLA 45

El Mercedes-AMG GLA 45 rompe todos los límites. Con su 2.0 litros y cuatro cilindros, el GLA 45 AMG consigue acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4.4 segundos. Presenta un concepto totalmente nuevo de SUV deportivo; 381 caballos de potencia y una validez para el día a día absolutamente excepcional, con un tamaño idóneo tanto para la gran ciudad como para una magnífica carretera de montaña.

Mercedes-AMG GLC 43, 63 y 63 S Coupé

El Mercedes-AMG GLC 43 Coupé consigue unir lo mejor de dos mundos: máxima deportividad con un confort sinigual. Con su fantástico motor 3.0 litros V6 es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 5 segundos. Es, en otras palabras, un lobo con piel de cordero. El GLC 43 AMG Coupé se encuentra un escalón por debajo del GLC 63 AMG Coupé y GLC 63 AMG S Coupé, llegando este último hasta los 510 caballos de potencia. Todos ellos están disponibles, también, en carrocería SUV.

Mercedes-AMG G 63

Mercedes-AMG es conocida por crear vehículos de auténtico insomnio a partir de las creaciones de Mercedes-Benz, y la emblemática Clase G no podía ser una excepción. En este caso, el espectacular G 63 equipa una motorización V8 biturbo con 585 CV de potencia, consiguiendo catapultar el Clase G de 0 a 100 km/h en apenas 4.5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 220 km/h (limitada electrónicamente y ampliable a 240 km/h con el Paquete AMG Driver). 

Mercedes-AMG GT Roadster

El Mercedes-AMG GT Roadster supone la esencia; la máxima expresión de lo que significa AMG. Su magnífico motor, un V8 4.0 litros biturbo con 476 caballos de potencia y 630 Nm de par, es capaz de catapultar al AMG GT Roadster de 0 a 100 en apenas 4,0 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 302 km/h. Para un comportamiento aún más radical tiene disponibles las versiones GT S y GT C, con 522 y 557 CV de potencia, respectivamente.